LAS PRESIONES EXTERNAS

Dado que parece que, en el interior, el independentismo ha tocado techo o, incluso, decrece en algunos ámbitos, sus defensores acrecientan la presión exterior. Bien apoyados institucional y económicamente, consiguen manipular incluso al mismo Presidente del Movimiento Europeo Internacional, Jo Leinen, europarlamentario perteneciente al Grupo de los Progresistas, Socialistas y Demócratas, como miembro que es, por el SPD, de la delegación nacional de Alemania.

El Sr. Leinen ha declarado que, en caso de independencia, Cataluña (o Escocia) estarían en la UE desde el minuto 1. Le he enviado, en español y en inglés, la siguiente Carta Abierta:



Carta abierta al Sr. Jo Leinen

Presidente del Movimiento Europeo

Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo

He leído con gran preocupación sus declaraciones sobre la situación en Europa de una Cataluña independiente, recogidas por un periódico catalán que promueve la separación de Catauña del resto de España.

Mi preocupación, como europeísta que soy desde hace largos años, habiendo trabajado codo a codo con el Movimiento Europeo en las reformas de los Tratados, la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE y la Constitución Europea, se debe a que, como Vd. bien sabe, los federalistas defendemos la unión, no la desunión, ni en los estados ni en la Unión Europea.

Quizás no tenga Vd. suficiente información acerca de la situación que estamos viviendo en Cataluña, puesto que se están tergiversando interesadamente las cosas desde el propio Gobierno de la Generalitat y, también, por parte de algunos de los parlamentarios europeos catalanes. Cataluña es una Comunidad Autónoma integrada en uno de los estados de la UE más descentralizados (incluso puede que sea el más descentralizado, pues las competencias que ostenta son superiores a las de los propios Lander alemanes que Vd. bien conoce). Su sociedad, la sociedad catalana, es una sociedad plural y dinámica, bien enraizada en España y en Europa.

En Cataluña, los partidarios de la independencia constituyen una minoría, no despreciable, pero que no representa ni de lejos a la sociedad catalana en su conjunto. En las últimas elecciones, los votos que recibieron los partidos políticos partidarios de la ruptura con España representan alrededor de un tercio del censo de votantes. Y en voto emitido no llegan a la mayoría, aunque, por efecto del sistema electoral, tengan una representación en el Parlamento catalán que les proporciona una mayoría absoluta desde la cual plantean sus políticas, dirigidas a la creación de un estado independiente, que no tendría ni de lejos respaldo suficiente por parte de la sociedad catalana. Estos posicionamientos independentistas están fracturando sin piedad a nuestra sociedad, a fuerza de ser impuestos por una mayoría parlamentaria que no se corresponde con una mayoría social.

Además, la estrategia que se sigue desde el Gobierno de la Generalitat y desde los partidos políticos secesionistas es totalmente contraria a la Constitución española, al propio Estatuto de Autonomía de Cataluña y a las directrices que emanan de los órganos del Consejo de Europa, concretamente las emitidas por la Comisión Europea para la Democracia a través del Derecho (Comisión de Venecia). Defender la separación de Cataluña mediante un referéndum o una declaración unilateral de independencia sería tan contrario al Derecho como si se pretendiera que ello pudiera ser realizado por el Land de Baden-Wurtemberg por ejemplo.

De ahí que me haya preocupado tanto que una personalidad como Vd., a quien conocí durante el período “constituyente” europeo, en el que reforzamos los lazos federales entre los Estados y el papel integrador de las regiones, asegurando la integridad territorial de los primeros y la participación de las segundas en la toma de decisión, mediante los principios de subsidiariedad y proporcionalidad, muestre públicamente cierto nivel de simpatía por una Cataluña fuera de España, a sabiendas de que ello constituye un torpedo en la línea de flotación de la propia Unión Europea (véanse los problemas originados por el Brexit y lo que puede llegar a suceder si el ejemplo cunde en otras regiones de Europa).

Sr Leinen, la mayoría de catalanes queremos ser catalanes, españoles y europeos, queremos sumar entre nosotros, no queremos dividir, ni a España, ni a Europa, ni a la propia Cataluña. Sus palabras pueden ser utilizadas no sólo por los secesionistas catalanes, sino por los de la Liga Norte, los corsos, los habitantes del sur de Francia, los vascos, escoceses, los de Irlanda del Norte, los flamencos, etc. etc. ¿Ésta es la Europa que Vd. nos presenta? ¿Cree realmente Vd. que “desde el minuto 1” de la independencia, todos los hipotéticos nuevos Estados van a estar dentro de la Unión Europea?

En nombre de todo el trabajo que los federalistas hemos realizado en Europa, desde los inicios, algunos incluso desde la clandestinidad de las dictaduras por las que hemos tenido que pasar, y sufrir… en nombre de todos ellos, Sr. Leinen, le pido que reconsidere sus palabras, que no dé alas a los que, sin respetar la democracia ni la ley, pretenden destruir no sólo a Cataluña o a España, sino a la propia Unión Europea.

Se lo pide alguien que, como muchos otros, hizo, hace ya muchos años, de Europa su bandera. Una bandera que, bajo los principios de la paz, la democracia, los derechos humanos y el Estado de Derecho, nos guio en el camino hacia la democracia que conquistamos con la Constitución de 1978 y que nos ayudó a poder formar parte de las Comunidades Europeas primero y de la Unión Europea actualmente.

No nos decepcione, Sr. Leinen. El Movimiento Europeo no se puede hacer eco de quienes pueden llegar a destruir Europa, sus principios y su modelo de integración, cooperación y justicia social. Nuestros valores, como europeos, los valores que tan trabajosamente logramos incorporar al art. 2 TUE, presiden nuestra actuación como catalanes, como españoles y como europeos.Y queremos que sigan haciéndolo.

Con el deseo de que, como Presidente del Movimiento Europeo, nos ayude a garantizar el respeto a la ley, a la democracia y a los derechos civiles, le envío un atento saludo. 

Teresa Freixes

Catedrática de Derecho Constitucional en la Universidad Autónoma de Barcelona Catedrática Jean Monnet ad personam
Miembro de la Real Academia Europea de Doctores
Premio Mujer Europea (España) por su contribución al desarrollo de la integración jurídica de la Unión Europea
Premio del Movimiento Europeo Internacional al mejor discurso europeísta.



 

Open Letter to Herr Jo Leinen

President of European Movement

Group of the Progressive Alliance of Socialists and Democrats in the European Parliament

I´ve read with great concern your statements on the situation in Europe of an independent Catalonia, published in a newspaper that promotes Catalan separatism. Having worked closely with the European Movement in the reforms of the Treaties, the Charter of Fundamental Rights of the EU and the European Constitution, I, as a long standing europeist am worried that your position contradicts the key federalist principle of unity for European states and the UE alike.

Maybe you lacked adequate information regarding the actual situation we are living in Catalonia, since matters are being misrepresented by the regional government as well as by a few separatists Catalan MPs.

Catalonia is an Autonomous Community integrated in one of the most decentralized EU states (it may even be the most decentralized, since the degree of legislative competence devolved to the regions is superior to those of the German Landers that you know well). The Catalan society is pluralistic, diverse and unquestionably rooted in Spain and Europe.

In Catalonia the supporters of independence represent a minority that despite not being immaterial, doesn´t nevertheless represent all Catalan society: in the last elections, the votes received by those parties fostering breaking-out from Spain reached merely 1/3 of the electorate. In terms of total votes cast they fell well short of a landslide, although thanks to the party-list proportional representation method used in Spain, they got allocated a majority of seats in the Catalan Parliament, allowing them to formulate partisan policies aimed at the creation of an independent state without having the clear mandate of the Catalan electorate.

Yet, what this imposed push for independence is in fact achieving is nothing but tearing apart Catalan’s social fabric by forcing down the throat of the citizens a partisan manifesto lacking the necessary public support.

Crucially, the strategy been rolled-out by the regional Catalan government and its supporting parties is thoroughly against the Spanish Constitution, the Statute of Autonomy of Catalonia and to the directives emanating from the Council of Europe bodies, Issued by the European Commission for Democracy through Law (Venice Commission). Seeking the separation of Catalonia by way of plebiscite or unilateral declaration of independence is as contrary to the Law of the land as it would be, for instance, in the case of Baden-Württemberg´s Lander.

It worried me a great deal finding a personality like you -whom I met during the European “constituent” period where the federal ties between the nation states and the integrating role of the regions was reinforced to ensure the territorial integrity of the former and the participation of the latter in decision-making, through the principles of subsidiarity and
proportionality- publicly showed some sympathy for a Catalonia outside Spain, knowing that this in fact undermines the European Union itself (look at the problems produced by Brexit and consider what would happen if this sort of political collision course proliferates across the European regions).

Herr Leinen, most Catalans firmly want to be Catalans, Spaniards and Europeans, we seek unity, not fragmentation in Spain, Europe or Catalonia itself. Regrettably your encouragement to the independentist cause can be used not only by Catalan separatists, but by those of the Northern League, the Corsicans, the inhabitants of southern France, Basques, Scots, Northern Ireland, Flemish and so on so forth. Is this really the vision of Europe that you propose? Do you actually hold the view that “from minute 1” of independence, all potential new states are going to be members of the European Union?

On behalf of all the work that the federalists have done in Europe from its very beginning, some even in the underground of dictatorships we have had to go through and suffer … on behalf of all of them, dear Herr Leinen, I respectfully request you to reconsider your words, so that no ammunition is given to those who, disregarding Democracy and the Rule of the Law, seek to tear down not only Catalonia or Spain, but the European Union itself.

I´m making this request as someone who along with many others, keenly embraced the Flag of Europe many years ago. A symbol that conveys our shared principles of Peace, Democracy, Human Rights and the Rule of Law. A beacon that guided us on the path to the democracy that we achieved with the 1978 Constitution and led us to become part of the European Communities and today´s European Union.

Please don´t let us down, Herr Leinen. The European Movement cannot possibly echo the antics of those who can end knocking down Europe, its principles and its model of integration, cooperation and social justice. Our European Values -those values that we worked hard to incorporate in Art. 2 EUT- determine our deeds as Catalans, as Spaniards and as Europeans. And we want this to be the case going forwards.

I trust that as President of the European Movement you will support us in ensuring respect for the law, for democracy and for civil rights.

Kindest regards,

Prof. Dr Teresa Freixes

Professor of Constitutional Law, Autonomous University of Barcelona (UAB)
Jean Monnet Chair ad personam
Member of the Royal European Academy of Doctors
Women of Europe Award (Spain) for her contribution to the development of EU´s legal integration
International European Movement Prize for the Best pro-European Speech



 

Anuncios

3 thoughts on “LAS PRESIONES EXTERNAS

  1. No diré que la carta es magnífica, sino que plasma la pura realidad. Gracias, Sra. Freixas, porque los que pensamos como ud. cada día nos sentimos más solos en esta Cataluña que debería ser de toso. Gràcies, Sra. Freixes, perquè els que pensem com vostè cada dia ens sentim més sols en aquesta Catalunya que hauria de ser de tots.
    Espero que se alcen más voces como la de ud., poniendo negro sobre blanco, olvidándose de sentimentalismos y utilizando la razón.

    Le agradecería que si recibe respuesta del Sr. Jo Leinen, tuviera ud. la amabilidad de publicarla aquí, aunque me la imagino, ni blanco ni negro, sino todo lo contrario,

    Altre cop moltes gràcies.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s