ES NUESTRA OBLIGACIÓN

Hoy ha sido un día aciago. El terror se ha cobrado vidas en distintos lugares, en Francia, en Túnez y en Kuwait.

Mi solidaridad con todas las víctimas y sus familias. También con todos los ciudadanos, víctimas también de la barbarie.

Ante estos hechos execrables, no sólo deben responder las autoridades políticas y administrativas. La ciudadanía tiene también la obligación de reclamar el respeto al Estado de Derecho, la democracia y los derechos humanos. En todos los ámbitos.

Bellaterra, 22 de junio de 2015.

Anuncios